Página 72 - vallas

Versión de HTML Básico

COLAPSO DE LA GN, FIN DEL GENOCIDIO, JULIO DE 1979
Rendición, abandono de medios militares y huída de la
Guardia Nacional, julio de 1979.
Crímenes de la Guardia Nacional.
Auto de la Oficina de Retiros y Pensiones de la GN y ficha
de retiro por motivo “forzoso” del dictador, general de
división Anastasio Somoza Debayle, 16 de julio de 1979.
Genocidio de la Guardia Nacional contra la
juventud nicaragüense.
Ante los éxitos de la Ofensiva Final dirigida por el FSLN,
el 15 de julio de 1979, la Guardia Nacional reestructuró
su Estado Mayor y el mando de unidades. El 17 de julio el
dictador, responsable de crímenes de lesa humanidad
Anastasio Somoza Debayle huyó del país.
El 18 de julio de 1979, el comandante Humberto Ortega
Saavedra, con el objetivo de lograr la rendición
incondicional de la GN, se comunicó con el recién nombrado y ascendido (17 de julio) Jefe Director de la GN,
general Federico Mejía González, quien ese mismo día huyó a Honduras, asumiendo el mando el teniente
coronel Fulgencio Largaespada Báez, al que el FSLN dictó el comunicado de rendición incondicional.
En 52 años de existencia, la Guardia Nacional torturó, masacró y asesinó a miles de
nicaragüenses, entre ellos niños, jóvenes, mujeres y ancianos.
El 19 de julio de 1979, con el triunfo de la Revolución
Popular Sandinista, la GN institución militar que nació de
la intervención extranjera y que fue convertida en un
ejército partidista y familiar, llegó a su ocaso. Sus
mandos y miembros huyeron en desbandada por tierra,
aire y mar, hacia Honduras, El Salvador, Guatemala y
Estados Unidos de América.