Página 4 - vallas

Versión de HTML Básico

Patrulla de la Guardia Nacional que trasladó a Managua el cráneo del
general Altamirano. Al centro, Ventura Sequeira, uno de los asesinos.
Abajo el perro Azabache, mascota del general Altamirano.
El general Altamirano con su familia, cuando se integró
a la lucha libertaria del general Sandino.
Nació en Jinotega en 1870, en una humilde familia
campesina. En 1928 se incorporó al Ejército
Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua. El
6 de mayo de 1931, el general Sandino lo ascendió
a General de División.
El general Sandino, en su viaje a los Estados
Unidos Mexicanos (1929-1930), lo designó
al mando del Ejército Defensor de la
Soberanía Nacional de Nicaragua (EDSNN).
Durante la firma del Convenio de Paz ocupó
el cargo de jefe del Estado Mayor del EDSNN.
“El general Altamirano, con todos los defectos
que pueda tener, le está prestando a la patria
muchos servicios, mientras que todos sus
acusadores lo único que hacen es mancillarla...”.
General de Hombres Libres Augusto C. Sandino
GUERRILLA DEL GENERAL DE DIVISIÓN
PEDRO ALTAMIRANO (1934 - 1937)
Después del asesinato del
general Sandino en febrero
de 1934, durante tres años,
el general de división Pedro
Altamirano mantuvo una actividad guerrillera
en la montaña, entre Matagalpa y la Costa
Caribe. El 29 de noviembre de 1937, en la
comarca La Toboba, en las márgenes del Río
Grande, municipio de Prinzapolka, por la
noche, fue asesinado a traición, junto con sus
hijos Melesio y José Angel. El cráneo fue traído
a Managua, ignorándose su paradero.