Página 19 - vallas

Versión de HTML Básico

Originalmente los expedicionarios serían llevados
por vía aérea de Punta Llorona a la hacienda Toro
Bayo, en el departamento de Chontales, pero no
se preparó la pista convenida. Se improvisó una
en el llano de Mollejones. El 31 de mayo de
1959, al amanecer salió el avión piloteado por
Víctor Manuel Rivas Gómez, llevando 65
pasajeros y equipos militares. El vuelo fue casi
rasante sobre las poblaciones de La Libertad,
Santo Domingo y San Pedro de Lóvago, el avión
aterrizó en un potrero bastante accidentado.
Poco tiempo después se aparecieron
dos aviones AT-6 de la Fuerza Aérea de
Nicaragua (FAN) que realizaron varios
vuelos sin disparar. Varios días se
desplazaron sin rumbo fijo y hubo
enfrentamientos con la GN, donde
pereció José Antonio Gutiérrez. La
mayoría estaba en malas condiciones
físicas, muchos decidieron entregarse
y no continuar la marcha, quedándose
con el capellán, padre Argüello.
Solamente 15 continuaron al mando
de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal.
En el segundo vuelo, el 1 de junio de
1959 en Olama, la nave se atascó en
el lodo y fue incendiada por aviones de
la Fuerza Aérea de Nicaragua.
El grupo fue capturado por una
patrulla de la GN y conducido a San
FRACASA LA EXPEDICIÓN (1959)
Los expedicionarios, después de rendirse, entran a Santo
Domingo, Chontales. A la derecha Luis Cardenal y Pedro Joaquín
Chamorro Cardenal, en La Curva, residencia del Jefe Director de
la Guardia Nacional, al fondo Anastasio Somoza Debayle.
Pedro de Lóvago. El domingo 14 de junio de
1959, al amanecer, llegaron a Managua y los
llevaron a La Curva, residencia oficial del Jefe
Director de la Guardia Nacional, dictador
general de división Anastasio Somoza Debayle.
Decidieron no entregarse Rivas Gómez y
Napoleon Ubilla Baca que trataron de salir
hacia Costa Rica, fueron capturados por la GN
y asesinados, junto con los costarricenses Luis
Sonny Bonnie, Juan Mallet y Carlos Segura.