Profesionalización y Desarrollo

 
PUBLICACIONES
Publicaciones principales, Revista "Ejército Defensa Nacional", "Memoria Anual Ejército de Nicaragua".
 
HIMNO DEL EJÉRCITO DE NICARAGUA
Lea, escuche y descargue el himno del Ejército de Nicaragua.
 
ACTIVIDADES PRINCIPALES
Actividades principales realizadas por el Ejército de Nicaragua.

Síntesis Histórica

La Auditoría General nació en las primeras semanas de agosto de 1979, después del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, cuando el General ® Humberto Ortega Saavedra, Jefe del naciente Ejército Popular Sandinista (EPS), le ordenó al Capitán ® Augusto Montealegre Valle, la misión de crear una Fiscalía Militar, que se encargara de conocer de los hechos delictivos que cometiesen los combatientes que conformaban las nacientes fuerzas armadas, nombrándolo como Fiscal Militar General, dándose a la tarea de crear una estructura que permitiera la aplicación de la justicia militar, incorporando entre otros en este primer esfuerzo, los siguientes compañeros: Capitán ® Luis Ángel Martínez Saravia; Coronel ® Noel Portocarrero Arguello; doctor Carlos Dávila Espinoza; Ángela Bernheim Salinas; Gloria Deshon Lacayo; Margarita Ravens Wilford (q.e.p.d.); Francisco González Roque; Yolanda Amaya Talamante; Mirna Rocha; Juan Bosco Morales y Sigfrido Gadea.

Izquierda: Luis Ángel Martínez Saravia, derecha Augusto Montealegre Valle.

Este grupo de compañeros inició una ardua labor de procesamiento de aquellos miembros del Ejército que se involucraban en actividades ilícitas, pero a la vez, se dan a la tarea de elaborar los primeros proyectos de leyes que regirían la labor de la Fiscalía Militar, contando en aquellos momentos con la asesoría de abogados militares cubanos y tomando en cuenta la experiencia de países latinoamericanos como México y Cuba.

Este proceso de trabajo concluyó con la puesta en vigencia del decreto No. 591, “Ley de Organización de la Auditoría Militar y Procedimiento Penal Militar Provisional”, del 2 de diciembre de 1980 y el decreto No. 600, “Ley Provisional de los Delitos Militares”, del 12 de diciembre del mismo año, ambos de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional, los que pasaron por el tamiz del Consejo de Estado.

Con la aprobación y entrada en vigencia de las leyes de la Justicia Militar  en 1980, el Capitán ® Augusto Montealegre Valle pasó a cumplir otras misiones y es nombrado en el cargo de Auditor General, el Capitán ® Luis Ángel Martínez Saravia, quien permaneció en el mismo hasta 1983, cuando asume el General de Brigada ® Denis Moncada Colindres en su primer período hasta 1986, quien tuvo como segundo jefe para el Ejército  al Coronel ® Noel Portocarrero Arguello y al Comisionado General (q.e.p.d.), Cristhian Munguía Saravia, para el Ministerio del Interior, quien fue sustituido en 1984 por el Sub Comandante ® Ramón Centeno Mayorga.

En 1986 asumió como Auditor General el Mayor ® Constantino Tapia Roa (q.e.p.d.), y un año después en 1987, asumió el cargo el Teniente Coronel ® Álvaro Ramírez González, quien estuvo hasta el año 1988, en que retornó el General de Brigada ® Moncada Colindres, para ejercer un segundo período hasta el 2003, teniendo como segundo jefe para el Ejército al Capitán ® Efraín Bermúdez Bassett y para el Ministerio del Interior al Subcomandante ® Bosco Álvarez Rojas.

Esta primera etapa de la Auditoría General (1979 - 1994), se caracterizó por una amplia competencia objetiva y funcional, donde imperaba el “fuero atractivo”, es decir, los Tribunales Militares eran competentes para conocer de los delitos militares y comunes que cometiesen los miembros del Ejército y del Ministerio del Interior, así como los ciudadanos civiles que cometían delitos en conjunto con militares de cualquiera de estas instituciones. Todo de acuerdo  con la Ley de Organización de la Auditoría Militar y Procedimiento Penal Militar Provisional y la Ley Provisional de los Delitos Militares.

En la década de los 80, el trabajo de la Auditoría Militar, se caracterizó por dar respuesta al fenómeno delictivo que se manifestaba en el Ejército y el Ministerio del Interior, instituciones armadas que estaban dedicadas a la defensa de la soberanía patria y el orden interior.

Por el alto número de miembros del EPS y del MINT en esos años, la incidencia delictiva de ambas instituciones era significativa, por lo que la Auditoría Militar, contó con Auditorías Militares Regionales, cada una de ellas con Fiscales Militares y Jueces Militares suficientes. Por ejemplo, la Auditoría Militar Regional Managua, tenía una plantilla de 20 Fiscales Militares; 2 Primeros Fiscales Militares; un Primer juez y 3 jueces con su correspondiente Auditor Regional. En los años 1984 y 1985, se radicaron 1,200 expedientes anuales, sólo en la Auditoría Militar Regional Managua.

La actividad de prevención y educación jurídica, fue una tarea de gran importancia, la cual se realizó en todas las unidades militares del EPS y órganos del Ministerio del Interior. Era una labor preventiva, donde se abordaban los temas jurídicos de mayor interés para la tropa y el mando de las unidades.

Se desarrolló una estructura acorde a la organización militar del país, existiendo 7 Auditorias Militares Regionales: I Región Militar, Estelí; II Región Militar Chinandega; III Región Militar, Managua (en los años 1988-1990 contó con dos Auditorias Militares – la Regional Managua y la III Región); IV Región Militar, Granada; V Región Militar Juigalpa-Chontales, con dos Auditorias Militares subordinadas (Bluefields, Región Autónoma de Atlántico Sur y San Carlos, departamento de Río San Juan); VI Región Militar, Matagalpa y VII Región, Puerto Cabezas.
En cada una de ellas, había un Auditor Regional con responsabilidades administrativas, disciplinarias de los órganos judiciales militares; uno o dos Jueces Militares con sus respectivos secretarios y Fiscales Militares ubicados en las sedes de las principales unidades militares (municipios y cabeceras departamentales). En algunos casos los Fiscales Militares tuvieron presencia a nivel de los Batallones de Lucha Irregular; Compañías Permanentes Territoriales; Batallones Ligeros Cazadores y los Centros de Instrucción en Campaña, principales unidades de combate y adiestramiento en la lucha contra la agresión armada promovida en contra del  Estado nicaragüense. Además, contaba con la Unidad Disciplinaria Militar, hoy Unidad Penitenciaria Militar, que se creó a inicios del año 1980.

El personal de la Auditoría Militar estaba conformado por oficiales del EPS y del MINT; había un sólo Auditor General, que pertenecía al Ejército y dos segundos jefes, uno para el Ejército y otro para el Ministerio del Interior.

La segunda etapa de la Auditoría General (1994 a 2003), se llevó bajo el mando del General de Brigada ® Denis Moncada Colindres y la podemos clasificar como una etapa de transición a partir de la creación de la Ley No. 181 “Código de Organización, Jurisdicción y Previsión Social Militar”, donde se definió el ámbito de competencia de los Tribunales Militares, restringiéndolo únicamente a los miembros del Ejército de Nicaragua y de la Policía Nacional, lo que fue ratificado por la reforma constitucional de 1995.

Se inició el proceso de modernización de la Justicia Penal Militar, como consecuencia del mandato establecido en artículo 87 de la Ley No. 181, el cual imponía la obligación de preparar proyectos de Ley Orgánica de Tribunales Militares, Código Penal Militar y Ley de Procedimiento Judicial Militar en el plazo de un año, contado a partir del 2 de Septiembre de 1994.

El 2 de septiembre de 1995 la Comandancia General del Ejército, presentó ante el Poder Ejecutivo, los proyectos de Ley Orgánica de Tribunales Militares y Código Penal Militar, elaborados por el doctor Joaquín Cuadra Chamorro. El proyecto de Ley de Procedimiento Judicial Militar, elaborado por el doctor Iván Escobar Fornos, fue presentado un año después (2 de septiembre de 1996). Dichos proyectos de leyes no fueron remitidos a la Asamblea Nacional para su discusión y aprobación, por lo que se mantuvieron vigentes las leyes de 1980.

Una tercera etapa la podemos establecer entre el año 2003 y el 2011, dividida en dos momentos: el primero comprendido del año 2003 al año 2008, bajo el mando del General de Brigada ® César Largaespada Pallavicini, teniendo como segundo jefe al Coronel ® Bayardo Orozco Vanegas, en la que se desarrolló y materializó el proceso de modernización de la legislación penal militar.

Al efecto, la comisión jurídica de la Auditoría General, conformada por el General de Brigada ® César Largaespada Pallavicini; Coronel ® Bayardo Orozco Vanegas; Coronel Edgar José Castro Dávila; Teniente Coronel ® Marvin Portobanco Meléndez ; Teniente Coronel Léster Gallo Sandoval; Teniente Coronel ® Ramón Oviedo Mosquera; Teniente Coronel Mariano Ramírez Salazar y Mayor ® Eliseo Andrés Rueda Medina, se dieron a la tarea de elaborar los proyectos de Ley Orgánica de Tribunales Militares, Código Penal Militar y Código de Procedimiento Penal Militar, contándose con el apoyo de la Corte Suprema de Justicia y de los miembros de la Comisión Nacional de Coordinación Interinstitucional del Sistema de Justicia Penal, el Instituto Nicaragüense de Estudios Jurídicos y miembros de la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional.

El 5 de  abril de 2006 entró en vigencia el nuevo Código Penal Militar y el 21 de enero de 2008, el Código de Procedimiento Penal Militar y la Ley Orgánica de Tribunales Militares. Con este hecho, se inició una nueva etapa en la jurisdicción penal militar, al instaurarse el sistema de juzgamiento “Oral y Acusatorio”, que permite que dicha jurisdicción, cuente con un sistema de justicia moderno, garantista y acorde con las nuevas corrientes del derecho penal sustantivo y procesal, en concordancia con el proceso de modernización del sistema de justicia penal nicaragüense y como parte integrante de los Tribunales de Justicia, cuyo órgano superior es la Corte Suprema de Justicia, con lo cual se cumple el principio de "unicidad" del Poder Judicial, ratificándose como una jurisdicción especial. El ámbito de competencia de los Tribunales Militares se restringió únicamente a los miembros del Ejército de Nicaragua.

El segundo momento, comprendido del año 2008 a la fecha, se desarrolla bajo el mando del Coronel ® Bayardo Orozco Vanegas (2008-2011), continuando el Coronel ® José Dolores Reyes García, con el Teniente Coronel ® Marvin Portobanco Meléndez, como segundo jefe, donde se pone en práctica el nuevo sistema oral acusatorio, avanzando en la capacitación y profesionalización de los miembros de la Auditoría General (magistrados, jueces, fiscales militares y secretarios judiciales) así como de abogados militares, civiles y pasantes de derecho que ejercen la defensa técnica en la jurisdicción militar, a través de cursos militares superiores, diplomados, postgrados y maestrías en materia penal y procesal penal, llevados a efecto por las Escuelas y Academia Militar, Escuela Judicial de la CSJ, hoy Instituto de Altos Estudios Judiciales y el Instituto de Estudio e Investigación Jurídica (INEJ), lo que ha permitido una mejor aplicación de este sistema, en apego de los principios generales del derecho, normas constitucionales, el derecho penal en su conjunto, así como una mejor coordinación con las distintas instancias del sistema judicial penal nicaragüense.

El Auditor General del Ejército de Nicaragua, actualmente es el Coronel Inf. DEM  Humberto José Ramos Gómez.

Auditores Generales

Capitán ®
Augusto Montealegre

Capitán ®
Luis Martínez

Mayor ® (q.e.p.d)
Constantino Tapia


Teniente Coronel ®
Álvaro Ramírez

General de Brigada ®
Denis Moncada

General de Brigada ®
César Largaespada

>

Coronel ®
Bayardo Orozco

Coronel ®
José Reyes

Coronel
Lester Gallo